Palabras por el mundo

jueves, 12 de enero de 2012

GRACIAS


                Dicen que es de agradecido dar las gracias. Pero hay veces en la vida que estás, no son necesarias. Igual que nunca le agradecemos lo suficiente a nuestras madres, el habernos regalado la vida. Otras sin embargo, son demasiadas veces dadas. Aun sabiendo que, tanto el que realiza la acción como el que la recibe. Se benefician mutuamente de este hecho.  El amor no escapa a este caso. Sino todo lo contrario, son dadas las gracias demasiadas veces. Y si el amor es justo y sincero. Estas gracias no son necesarias.


  

 Mi tesoro, no debes darme las gracias. Ni rezar al Dios del Cielo mil años más. Sólo debes ser tú misma. Sólo debes regalarle tiempo al tiempo. Y mi corazón permanecerá inmutable. Porque te quiero, porque cada segundo a tu lado es un regalo. Y porque cada palabra que tus oídos  se detienen a escuchar es un regalo.

                Y si no me crees. Observa estos ojos. Porque ellos no te mentirán. Observa su brillo, su ilusión. Ilusión al verse reflejados en los tuyos. Ilusión al verte. Ilusión que aumenta a límites imaginados. Cuando mis manos te tocan, cuando mi piel te siente. Porque es ahí, cuando mi corazón, escupe fuego. Y rápido y potente lucha por salir. Lucha por ser escuchado. Demostrando así, mi amor por ti.
               

 Por eso mi cielo, las gracias son mutuas. Como mutuo es el sentimiento de sentirse amado. 

1 comentario:

  1. ((((((((((((((((())))))))))))))))
    Precioso :D

    ResponderEliminar