Palabras por el mundo

miércoles, 25 de abril de 2012

CARICIAS

Mi cuerpo candente pide batalla
Guerra a muerte entre las sábanas.

Golpeo primero, con una mirada
Respondes al instante
Regalándome tu espalda.

Labios embravecidos
Marcan la línea.

Tu cuerpo se calienta
Comienza a divertirse.

Es hora de juntar miradas
Remarcar el placer
Con caricias
Con movimiento

Siento tu respirar.
Profundo y sincero.
Es hora de gozar.

Lo que antes era secano
Ahora es manantial.

El tiempo pasa.
El respirar se acelera
Las caricias queman.
El cielo está cerca

La Diosa Placer sonríe.
La batalla ha sido justa
La pasión conquistada
El deseo engrandecido.

martes, 24 de abril de 2012

SI TÚ TE VAS

Si tú te vas
El sol no volverá a brillar
Mi mente se apagará.
El cielo llorará
Mi memoria se borrará.


Si tú te vas
El sueño terminará.
Ya nunca tendrá lugar.

Si tú te vas
A la noche recurriré.
A cazar volveré.


De falsas pieles cubriré
Mi cuerpo.

De mentiras llenaré
Mi boca.

De limosnas llenaré
Mi ego.

Mi mirada volverá
Otra vez, a ser de perro viejo.


Si tú te vas
Fausto será enterrado
Con un gran marco de mármol.
En donde se escribirá
Como epitafio:

“Gracias, por dejarme haberlo intentado”  

lunes, 23 de abril de 2012

SUEÑO


Sentado en la cama, pienso. Me reconstruyo diciéndome:

“No es real, sólo es un sueño”.

Pero mi corazón acelerado, lo vive como la vida misma. Siente y padece como si fuera real. Me asusta pensar, que por mi mente fluyen con total libertad tales pensamientos.

¿Es realmente, el mundo que me rodea, así? ¿Soy tan necio, que no puedo verlo?

Si el mundo fuera como el sueño. No solo estaría equivocado en mi manera de vivir, sino que me equivocaría también  con quien comparto mi vida. Al que llamo amigo… que Dios me perdone, pero mejor llamarlo enemigo. A los que llamo familia… mejor me sería renegar de su sangre. Pero más triste sería lo mio, pues a lo que llamo acierto. No sería mas que un paso de gigante al fracaso absoluto. Lo que pienso que es una victoria, no es más que una palada en la tierra que forma mi propia tumba.

Maldito sueño, que en la solitaria noche golpeaste mi mente. Con visiones absurdas, que descolocan mi mente, que arrugan mi alma. Ahora sentando en mi cama, pienso. Recuerdo momentos vividos, los reconstruyo de nuevo para buscarles sentido. Pero me siento atrofiado, desconfiado. Lo vivido ya no es sólido.

Sueño puñetero que en mi cabeza te metiste. Formaste un mundo nuevo, eliminaste mi conciencia durante un tiempo y descolocaste mis ideas para siempre. Pero sólo eres eso, sueño. Parte loca de un subconsciente, que a veces tiene miedo. Un juego de imágenes que buscan refrescar ideas, aunque estas no sean ciertas.

Por eso sentado en mi cama,  pienso. Reconstruyo mi mundo haciéndome fuerte. Vuelvo  a vivir, a sentir, a pensar con claridad. Relajo mi cuerpo, destenso mi alma y espero. Espero que el cansancio vuelva a mí. Y que el descanso del dormir, me regale de una vez. Un sueño placentero. 

viernes, 20 de abril de 2012

LA FENÊTRE

Ojo indiscreto de historias ajenas.
Puerta al mundo, de pudo ser
Y no fue.

Hueco orientado a la esperanza.
Pasatiempos de la realidad.

Mil y unas maneras el mundo
Te puede llamar.

Pero para mí, hoy serás.
El instrumento del perdón.
La suplica de aquel
Que pide rendición.

Tregua a una guerra absurda
Que no tiene lugar.

¿Quién puede luchar
Contra la roca orientada al mar?

Yo, ya no.
Firmo tablas, empate absurdo
A riña absurda.

Quiero que vuelvan
El cariño
Las palabras amigas.


miércoles, 18 de abril de 2012

CON SANGRE EN MIS DEDOS

Con sangre en mis dedos 
escribo estas palabras. 
Para nada decir. 

Canto del loco 
que necesita sentir. 

Saeta de soledad del 
que se siente sólo. 
Del que escucha el triste lamento
de su mente cansada. 

Con sangre en mis dedos 
escribo estas palabras. 
Para nada decir. 

Reconstruirme tal vez 
con le arte de escribir. 

Encontrarme de nuevo 
conmigo mismo. 

Hablarme para entenderme 
Entenderme para poder hablar. 

Re colocarme en este mundo.
Para seguir caminando 
sin tener que mirar atrás. 



POEMA DEL CONCURSO DEL MES DE FEBRERO


El cielo se torno negro. 
Se apagó la luz.

 Adiós al cielo,
 a la alegría,
 al buen humor.


Es tiempo de ojos rojos.
 Del mirar lloroso. 
De cubrirse con la sombra. 
Esconderse por no huir.


Si este mundo me ve débil.
 No titubeará en
 devorarme. 
Destrozarme.
 Descuartizarme.

Escondido en la esquina
 del miedo eterno. 
Pienso.


Reconstruyo mis pasos. 
Analizo mi fracaso. 
Me hundo en lo profundo.

Pero como todo aquel.
 Que en triste día tocó el fondo.
Sonrío. 
Miro al cielo. 
Es hora de escalar.
 Es la hora de . 
COMENZAR. 

martes, 17 de abril de 2012

MI DIOSA DESNUDA



 Te miro y se hace el silencio.
 Sonrío porque no me lo creo. 
Me siento feliz.
 Fausto al mirar. 
Al poder observar,
 como tu ropa dice adiós.


Adiós a la tela.
 Hola a la carne. 
Carne de una diosa
 MI diosa.


Reina de la pasión. 
 Reina que me seduce.


Al mirar.
 Al caminar.
 Con solo acariciar.


Mi piel agradecida. 
Pide al cielo que no la dejes de tocar.
 Que el juego solo acabe de comenzar.


Quiero batalla.
 Deseo encontrarme con tu cuerpo, Tu alma.


Reina de la pasión, consúmete conmigo.
 Grita al cielo placer.


Haz posibles mis sueños. 
Mis aires de grandeza.
 Que el mástil que guía mi cuerpo. 
No torne al viento.


Derrite mi piel. 
Hierve mi sangre.
 Consume mi ira,
 A golpe de cadera.   


Diosa de ensueño.
 Que los años  me den fuerzas.
 Para poder darte batalla.


Y que el Dios del cielo me regale tiempo.
 Para que mis ojos sean seducidos, una vez más.


lunes, 16 de abril de 2012

TERESA Y JAVIER- Buenos días, tesoro.


Casi siempre despierta Teresa antes que Javier. Cuando esto ocurre Teresa mueve a Javier para comenzar juntos el día. Pero hoy ha sido al revés. Hoy Javier despertó antes que Teresa.  Él la mira, la observa. Comprueba como descansa con felicidad.

Javier evita moverse en la cama o hacer el mínimo de los ruidos. Le gusta ver a Teresa descansar. Sabe que a Teresa le viene bien este descanso. Así que casi inmóvil se queda el la cama y piensa.
Que piensa Javier, pues normalmente muchas cosas. Suelen ser ideas del diario, esas del día a día. Pero hoy extrañamente se le viene a la cabeza un recuerdo. Un recuerdo de cuando era pequeño. Un recuerdo que le persigue hasta hoy.

Javier recuerda cuando tenía dos años. Cuando compartía cama con su madre. El padre de Javier estaba mucho tiempo fuera y cada vez que su padre por cuestiones de trabajo se marchaba de casa, Javier ocupaba el lugar de este en la cama. Javier recuerda como cogía su osito azul de peluche y lentamente ocupaba su lugar en la cama. Como plácidamente dormía con su madre. Javier recuerda que cuando su padre volvía él tenía que volver a su cama. No podía dormir en cama con su madre.

Javier sonríe al recordar esa frase que le dedicaba a su padre cada vez que venía;

 “Papá. ¿Cuándo te vas?”

No era por disfrutar de la compañía de su padre, si no todo lo contrario. Se lo decía porque le encantaba compartir cama con su madre. Con ella,  al dormir se sentía seguro, se sentía bien. Al igual que al dormir con Teresa.

Parece extraño, Javier compartió cama con más mujeres. Pero si es sincero consigo mismo y con ellas. Javier tiene que admitir que no es lo mismo compartir cama que dormir. Incluso debe admitir que no se sentía cómodo compartiendo cama. Pero todo lo contrario pasa con Teresa. Con ella no solo se siente cómodo, sino que desea dormir con ella. Es más si no duerme con ella el descanso se nota. Por segunda vez en su vida se siente tranquilo al dormir, a gusto y feliz.

Javier no cambiaría a Teresa por nada del mundo. Con ella se siente cómodo, a gusto, relajado. Javier confía en Teresa.  Es por eso, que cuando Javier despierta a su lado sonríe. Sonríe de felicidad. Sonríe porque se siente afortunado. Afortunado de tener su confianza, su cariño.

Teresa despierta. Javier se mueve hacia ella y con una sonrisa en los labios. Le dice.

“Buenos días, tesoro”. 

viernes, 13 de abril de 2012

OJOS CANSADOS

Ojos cansados 
mente despierta. 

El día comienza
cuando acaba la noche. 

El tren de medio día
no espera.
Se marcha si preguntar.

La ciudad lluviosa
se despide de mi,
con su falso llorar.

Camino despierto
camino hacia ti.

 Ojos cansados
mente despierta

El día comienza
cuando acaba la noche.

El gris del cielo
impide soñar.
Ahora toca descansar.

Cuando a mi lado

ESTAS

jueves, 12 de abril de 2012

POR FIN LLEGASTE

Por fin llegaste.
Golpeaste mis cristales
Repartiendo alegría.

Alegría al pueblo
Que de menos te echaba.

Alegría al verde
Que ya en seco se tornaba.

Alegría a la tierra
Que mustia se secaba.

Alegría al bosque
Que al perder la esperanza,
Él solo se inmolaba.

Por fin llegaste

Ahora las calles brillan
Los ojos se iluminan.

Los ríos corren con alegría.
Los pozos se vuelven generosos.

Por fin llegaste.
Por fin llegaste. 

miércoles, 11 de abril de 2012

A MILLONES DE KILÓMETROS


Caricias, abrazos, besos. Ellos me hablaban, yo los entendía. Lejos quedan, atrás en el tiempo. El cambio es evidente, él es contundente. Y que más dará, mi amor. Mil kilómetros que dos. El sentimiento es el mismo. Yo te quiero, te necesito, te aprecio… Entiendes  el sacrificio, y no es poco. ¿Eso no es amor? Yo creo que si. También sé que tú lo sabes. Y para mi es suficiente.

Es cierto que la edad nos ha cambiado, ya no vivimos de impulsos. La pasión… ya no es una desconocida. Ahora tanto tú como yo sabemos lo que es torrar nuestro cuerpo a la sombra del edredón… Grandes recuerdos para grandes momentos. Y estos serán los que cada noche iluminen nuestras camas solitarias. Que ahora parecen inmensas, que ahora nos trasmite soledad. Pero yo no me rindo, sabes que nunca lo hice y que nunca lo haré. La distancia me hace fuerte, más aún. Y con cada metro yo hago poesía. Para así acortar nuestro camino un poquito más.

Es verdad que el tiempo ha pasado. Que por tu vida ya no pasaré como un sueño de una noche de verano. Y es por ello que te pido, que seques tus lágrimas, laves tu hermosa cara y mires a ese espejo. Porque con cada día que pase, yo estaré mas cerca. Porque con cada sonrisa yo estaré más vivo.  Por eso, mi vida. Deberás vivir tu vida. Porque solo así este sin vivir tendrá sentido. Al saber que no me he equivocado, que no he sido el egoísta que nunca quise ser. El dolor no es buen compañero, si para mi yo no lo quiero. Menos lo querré para ti. Porque en esta vida no existe un camino que no me lleve junto a ti. Porque en esta vida tú eres mi camino, mi destino y mi fin.

Por eso mi cielo, no te derrumbes, no dejes que el Dios del cielo tenga el gusto de verte llorar. Porque él monta en cólera, cada vez que ve que tus labios rozan los míos. Y si tengo que quemarme en el infierno por besarte una sola vez más, yo te  esperaré, esperando  que tú me esperes también. Para hacer de la próxima vez el último paso al castigo eterno.

lunes, 9 de abril de 2012

2 Años y 9 días

Tan hondo como la nota
De un solitario piano.
Suenan en mí,
Cada una de tus palabras.

Día tras día.
Ellas se convierten
En poesía.

Musa de un loco.
Musa de un soñador.
Musa de aquel
Que quiere sentir.

Eres llama
Que calienta mi corazón

Eres fuente
Que refresca mi alma.

Eres ritmo,
La pauta,
El compás del latir
De mi desquiciado corazón.

Eres tú, mi tesoro.
Mi musa de ensueño
Que me guía
En esta visión
Que es escribir. 

miércoles, 4 de abril de 2012

Teresa y Javier - El supermercado


Era un sábado por la tarde. Teresa y Javier estaban en casa. El día estaba lluvioso, no estaba para dar un paseo, pero tampoco tenían ganas de quedarse en casa viendo la televisión. Así que, Teresa le dijo a Javier.
  •           Javier, te has dado cuenta que la nevera está muy vacía. No sería mejor que aprovecháramos el día para acercarnos al super.

Javier sonrió. Le gustaba el plan de ir al supermercado. Desde muy pequeño sentía una pequeña atracción por las superficies en donde había comida. Le gustaba pasear por esos pasillos llenos de productos, los miraba y sonreía. Aunque no fuera a comprar nada le gustaba la sensación, se sentía cómodo.

Cogieron el coche. Tenían la intención de llenar el carrito al máximo para no tener que ir a comprar en toda la semana.  Para hacer esto decidieron ir a uno de estas grandes superficies que colocan a las afueras del pueblo. Son supermercados gigantes en donde hay lo mismo que en los otros pero en más cantidad. Suelen estar bien porque tienen mucho sitio donde aparcar y dan la sensación de ser mucho más baratos.

Al llegar aparcaron el coche sin problema. Aunque era sábado, no había mucha gente. Javier como si de un niño pequeño se tratase se abalanzó sobre el carrito de la compra. Quería llevarlo a toda consta. Teresa se dio cuenta del capricho de Javier y sonrió.

Ya dentro del supermercado comenzaron por los productos de primera necesidad; refrescos, fruta, leche, café, yogures, aceite… Javier sonreía al ver como el carrito se llenaba. El ritmo de la música era pausado y eso también ayudaba a que la compra fuese más relajada. Luego pasaron a las carnes y pescados. Un paseo por los productos de limpieza. Y como no podía ser menos y por último, a los estantes de gominolas y chucherías.

Este era el estante de Teresa. Si Javier disfrutaba al ver cualquier tipo de estante. Este en especial era el que mejores recuerdos le traía a Teresa. Recuerdos de cuando era una niña y no era ella quien compraba. Sino que era la que acompañaba a sus padres a comprar. Recuerdos de llegar a él y decir:
  •           Quiero esto. No esto y esto…

A lo que su mamá o papá contestaban.
  •           Tere, sólo una cosa. Elige una nada más.

Y como si de esos tiempos se tratasen. Teresa se abalanzó sobre Javier. Y así, comenzó el ritual de petición.
  •           Javi anda… por fa…. ¿Nos lo llevamos? ¿Y esto?

Javier sonreía al ver el comportamiento de Teresa. Y como si de un padre se trataba la regañaba. La escena era algo cómica, pero muy divertida de vivir. Aun así Javier alzó la vista a un Emanen´s gigante. Estos que se deshacen en tu boca, no en tu mano. Y decidió llevarla. Teresa no le contradijo y sonrió. Parecía aceptar el presente como válido y saciar así su capricho.

Al llegar a casa y colocar todo en sus respectivas lacenas y cajones. Se sentaron en el sofá para disfrutar de su botín. Javier fue el encargado de coger el Emanens gigante y llevarlo a junto de Teresa, como si este se tratase de la “ofrenda”. Pero al abrirlo Javier se percató de una cosa muy importante. Esta no era una gominola. No, era una figura de plástico, que por supuesto estaba vacía. Teresa sonrió con fuerza. Ella lo sabía antes de abrirla. Pero era una manera de fastidiar a Javier que siempre se hacía el listillo.
Y así terminó el día de compras. Entre la burla y el acierto del trabajo bien hecho.  

lunes, 2 de abril de 2012

NUEVO DISEÑO

Hola a tos@s!!!

Con esta entrada quiero presentaros la nueva imagen del blog. Cambios que son posibles gracias a la ayuda de dos artista e amigas; Liss A. y Patricia A.
Espero que disfrutéis tanto de esta nueva apariencia como lo hago yo.

Un saludo y un abrazo muy muy fuerte. Gracias Prati y Liss!!!